Clases de Boxeo en Tenerife

Horario: Lunes, Miércoles y Viernes de 21:00 a 22:00

Clases de Boxeo en Tenerife - Juan Nelongo

Instructor: Juan Nelongo “HOWARD”
Alias: King Dongo

  • Campeón de España Amateur 1994, 1995 y 1996
  • Campeón de España Profesional 2000, 2001, 2002 y 2003
  • Campeón Intercontinental de W.B.A año 2000
  • Monitor de Boxeo por la Federación Española de Boxeo
  • Peleas Amateur – 60
  • Peleas Profesionales – 50

¿Qué es el boxeo?

El boxeo es un deporte de combate en el que dos contrincantes luchan utilizando únicamente sus puños con guantes, golpeando a su adversario de la cintura hacia arriba, dentro de un cuadrilátero especialmente diseñado para tal fin, en breves secuencias de lucha denominadas asaltos o rounds y de acuerdo a un preciso reglamento, el cual regula categorías de pesos y duración del encuentro, entre otros aspectos.

La primera codificación de las normas que regulan los encuentros de boxeo se remonta a 1743, mientras que las reglas todavía vigentes fueron establecidas en 1889 por el marqués de Queensberry, quien entre otras cosas introdujo el uso de los guantes.

Tradicionalmente ha sido considerado como una práctica deportiva exclusivamente masculina, afectada legal y culturalmente por prejuicios de género. El reconocimiento de los derechos de las mujeres y los avances en la lucha contra la discriminación, han permitido que en las últimas décadas se registrara un auge del boxeo femenino, y los Juegos Olímpicos de Verano de 2012 incluyeron el boxeo femenino en varias categorías.

No se trata de violencia pura y dura. Al hacer boxeo aprendemos a movernos, tonificamos los músculos al golpear, coordinamos mejor los movimientos y tenemos la cabeza ocupada en otra cosa. Es otra actividad más, que bien dirigida, nos aportará múltiples beneficios.

El boxeo no es llegar y pegar, como todo deporte necesita de una fase de calentamiento (especialmente de muñecas y rodillas) y de un aumento progresivo de la intensidad. Los practicantes de boxeo a nivel fitness coinciden en que después de una clase se sienten más ligeros, más calmados y mucho más relajados.

Para el que esté en época de exámenes o de vuelta al trabajo no es mala idea enfundarse los guantes a media tarde y soltar todo el estrés acumulado a lo largo del día. De buen seguro que dormirás como un niño chico, en cada golpe que des, además de ejercitarte, si irán el estrés y las preocupaciones.

¿Te animas a practicar con nosotros?