Clases de Kickboxing en Tenerife

Horario: Martes y Jueves de 20:30 a 22:00

Clases de Kickboxing en Tenerife

Instructor: Roberto Fernández Calzadilla

  • Cinturón Negro 1º Dan por la FEK (Federación Española de KickBoxing)
  • Arbito Nacional KickBoxing
  • 15 años de profesor de KickBoxing y disciplinas asociadas
  • 24 años de práctica de KickBoxing

¿Qué es el Kickboxing?

El kick boxing es un deporte de combate japonés en el cual se mezclan las técnicas del boxeo con las de algunas artes marciales como el karate y el muay thai. Estando así relacionado con el antiguo arte del muay thai, similar al boxeo tailandés moderno o thai boxing.

Si bien no se le considera un arte marcial formativo tradicional o Gendai Budō por excelencia, sino un deporte de combate. Se considera que un luchador de kick boxing es una competencia reñida para los demás peleadores de lucha en pie, que prefieran otros tipos de deporte de contacto o artes marciales, por la resistencia física, contundencia, y aguante a los golpes de sus practicantes.

Actualmente es uno de los sistemas preferidos y de mayor divulgación en el desarrollo de la lucha en pie, siendo preferido en las artes marciales mixtas combinadas o MMA / AMM.

Te has preguntado ¿Por qué debería practicar KickBoxing?

El kickboxing es, posiblemente, uno de los deportes con mayor componente cardiovascular, ya desde el calentamiento, que incluye siempre la carrera en distintas direcciones, comenzamos a ejercitar nuestro corazón. La oxigenación de todo el cuerpo y el entrenamiento del corazón están presentes durante toda la sesión de entrenamiento.

  • La ganancia de fuerza es notable: durante el calentamiento se incluyen elementos como los saltos. Durante los combates y el golpeo al saco tonificamos todo nuestro cuerpo al imprimir fuerza a los golpes realizados. Además, el hecho de golpear contra una resistencia y no al aire es mucho más seguro para las articulaciones.
  • La coordinación es otro de los puntos fuertes del kickboxing. Todas las series y combinaciones de golpes exigen una gran control de todo nuestro cuerpo, además de una buena capacidad de conjugar movimientos de distintos grupos musculares.
  • La concentración es un plus en una clase de kickboxing: durante los combates, además de atacar debemos esquivar los golpes de nuestro adversario, saber anticipar sus movimientos y cubrirnos en caso de que sea necesario. La atención a nuestro rival es igual de importante que el control de nuestro propio cuerpo.
  • Papel desestresante del kickboxing: se me ocurren pocos deportes en los que podamos disfrutar de unos subidones de adrenalina similares a los de éste. Terminar el día con una sesión de kickboxing sin duda es uno de los mejores relajantes que conozco.

¿Te animas a practicar con nosotros?